nescafe1

Aromático, acogedor y energizante. Para muchos, el café es la bebida perfecta para empezar el día y, en realidad, para disfrutar en cualquier momento. 

 

Inmediatamente después de tomar café, aumenta la presión de la sangre y el ritmo cardíaco, pero a largo plazo, realmente reduce la presión sanguínea a medida que los antioxidantes del café activan el óxido nítrico, dilatando los vasos sanguíneos